Soñándote viajera

Anda, ve,
gira del derecho
y del revés,
crece hasta no verte
los pies.
Y vete lejos hasta volver.

Sube y baja
con el vaivén,
recorre el mundo
y los sueños,
carga a tu espalda
risas y desengaños,
amores de ensueño
y llantos.
O mejor: échate a cuestas
lo que no pesa,
y vuela sin ninguna idea
en la cabeza
hasta que no te reconozcas.

Anda, vete
si quieres sola,
si no quieres
compañero de viaje
en tu camino
de ahora.

Vete, que yo te espero a solas
soñándote viajera.

("Solitarios".
Juan Rguez. de Tembleque)


VOLVER


devezencuento.webs.com