Qué bueno, qué bien,
qué bueno


Qué bueno
que el campo esté verde,
que haya paz, sol,
cosecha y canto.

Que salga la luna a ratos
para alegrar lengua y manos
a enamorados.

Qué bueno
el agua bendita
y la mar salá,

las pellas de jeranios
trepando las tapias
y el magnolio vestido
de blanco.

Qué bueno tú a mi lado.

Y el tren –chucuchú-
por bosques de naranjos.


(Malva".
Juan Rguez. de Tembleque)


VOLVER


devezencuento.webs.com