Entre la palmera y el mar

Entre la palmera y el mar,
¿te acuerdas?:
“……poniente con sol,
lento, quieto….
todo está bien sujeto,
es imposible no mirar.
Y el nudo del amor
en la garganta quiere salirse,
y desenredarse
y enredarse.
Y el amor no cabe dentro,
le falta espacio marino y se va.
Entre la palmera y el mar”.

Y entre la palmera y mar,
años después,
surgió de la estupidez
este bloque
-cemento y hormigón-
pensado con el culo
para hacerme la puñeta,
ponerme por mentiroso
y cerrarme la única puerta azul
-recuerdo de mis fugas azules-
por donde me iba.

("La noria de los sucesos".
Juan Rguez. de Tembleque)


VOLVER


devezencuento.webs.com