de vez en cuento

Para que lo sepa
el mundo entero,
vengo acumulando
ni se sabe de "te quieros"
cotidianos.

En los sesos
y en las manos.

Para que lo sepa
el mundo entero.

Para después de luego
-en explosión mayúscula-
decirte un TE QUIERO,
ancho y rojo,
que llene el Universo.

Y se entere el astro-luna
y el mundo en verso,

se sepa lo nuestro
de vez en cuento.


("Malva". A Rosa.
Juan Rguez. de Tembleque)


VOLVER


devezencuento.webs.com