A pesar de todo

A pesar de todo
no tengo de tonto
ni un pelo,
por eso te quiero

Los que te tuvieron en cuerpo
-tan cerca y tan lejos-
se empacharon con la cáscara
y desecharon el meollo de dentro,
lo más dulce, lo más carnoso,
lo más delicado y rosado,

A pesar de todo
no tengo de tonto
ni un pelo,
por eso te quiero

Y he llegado a lo más hondo,
a tus pepitas, y te he saboreado
gajo a gajo en espacios no violados
donde todavía eras virgen
y estrecha.

Y te he hecho olvidar
tu complejo de cáscara,
tu refugio de corteza,
tus seguras inseguridades
en el ir deprisa,
siempre en movimiento.

A pesar de que te quiero
no estoy del todo tonto.

Y descubres que la locura
es la cordura más bella
que guardo para las grandes
ocasiones;

y se te enciende la cara
y en los ojos cuelgas el cartel
de enamorada.

("Malva".
Juan Rguez. de Tembleque)


VOLVER


devezencuento.webs.com